domingo, 17 de septiembre de 2017

Entrevista: DÉBORAH F. MUÑOZ.

Queridos lectores,

os decía en un artículo anterior que todos los autores que quisierais ser entrevistados en La Orilla de las Letras solo teníais que indicarlo, y Déborah F. Muñoz no ha tardado en interesarse.
         Déborah es una escritora incansable que a los dieciocho empezó a publicar sus trabajos en blogs y, gracias a sus lectores, que la han animado a mejorar y a seguir escribiendo, autopublicó tres novelas en papel: Atrapada en otra dimensión, Viajera interdimensional e Incursores de la noche, y una novela corta ilustrada, Eladil, además de relatos en decenas de antologías literarias. Luego, tras sacar Amigos o algo más con Divalentis, autopublicó Enemigos o algo más, la historia de otro de los Tres Ángeles. Posee también un blog de reseñas literarias, http://escribolee.blogspot.com.es y participa activamente en grupos de lectores y escritores de diversos ámbitos. A lo largo de su extensa carrera literaria, ha escrito cientos de relatos, y está recopilando los mejores en diversas antologías, como 126 trocitos o 48 trozos de fantasía y ciencia ficción. Además, ha incursionado en el género de la no-ficción con el título ¿Dónde está mi tiempo?
         Pero eso no es todo. Déborah tiene mucho que contar. Si queréis saber qué cosas, no tenéis más que seguir leyendo este artículo:

¿Cuándo comenzaste a escribir?
Siempre me recuerdo escribiendo, de pequeña fundé una revista de relatos con mi hermano que tenía la friolera de un lector (mi madre) y empecé varias novelas: una de suspense en la que se sabía desde el principio que el malo era el calvo, una sobre un ladrón y la hija de un mafioso que no llegó a buen puerto porque me di cuenta a media historia de que no tenía sentido, y El legado de Aliene. Esta última la acabé, pero tengo que reescribirla porque por entonces mi estilo no era muy bueno. Luego empecé a tomármelo más en serio y a meterme en el mundillo de los blogs y ya fue un no parar: recibí feedback de mis lectores, me apunté a varios cursos e hice muchos experimentos literarios en escribolee, http://escribolee.blogspot.com.es, que me ayudaron a ir mejorando y a llegar a donde estoy.

¿Qué autores crees que te han influido como escritora?
No sabría decir referencias claras, puesto que creo firmemente que todo lo que leo me influye en mayor o menor medida: tanto lo que me gusta como lo que no me gusta, los libros magistralmente escritos y los libros de dudosa calidad... De todos se puede aprender lo que hacer y lo que no hacer, y de todos saco una lección en un sentido u otro que me llevan a mejorar lo que escribo. Por eso leo tanto y tan variado, al final, mi estilo es una mezcolanza de tantísimas referencias que no recuerda a nada en concreto... o al menos eso intento.

¿Cuál ha sido el último libro que has leído? ¿Nos lo recomendarías?
El último libro que he leído es Cor Draconis, tenía mucho potencial pero la falta de conflicto y las repeticiones hicieron que no sea uno de esos que recomendaría. Últimamente he tenido una sorprendente mala racha de lecturas: ya van cinco novelas que no me convencen del todo. Así que, como quiero hacer una recomendación en esta pregunta, vuelvo atrás en el tiempo y digo el último libro que leí y me encantó: Stardust de Neil Gaiman. Es una maravilla, original y bien escrito, si tenéis oportunidad de leerlo, ¡no lo dudéis!

No paras de escribir, publicas artículos en tu blog y tienes un trabajo fuera del mundo de la escritura. ¿Cómo consigues hacer tantísimas cosas a la vez?
Pues tengo mi método para aprovechar cada minuto organizando las tareas en horarios adaptados a cada situación. Es complejo de explicar en pocas líneas, incluso en pocas páginas, y requiere muchas tablas y ejemplos prácticos, por eso lo escribí en el libro ¿Dónde está mi tiempo? ^^.



Has publicado nueve libros, la mayoría de ellos por tu cuenta. ¿Tanto cuesta encontrar editorial hoy en día o ha sido simplemente decisión tuya?
En realidad, hay varias editoriales que han contactado conmigo para publicar mis libros, incluso algunos de los que ya están en Amazon desde hace tiempo. El problema es que los contratos que me ofrecen no me compensan a nivel económico, o me parecen una tomadura de pelo, así que siguen autopublicados: no pienso entregar mis obras a cualquiera para que se lucren de ellas sin que a mí me compense solo por el hecho de decir “he publicado con...”
Con Amigos o algo más decidí probar a trabajar con Divalentis porque me ofreció un contrato que me parecía justo y Sergio es un gran editor del que aprendí muchísimo a la hora de mejorar mi obra, pero al final los resultados fueron los mismos que cuando autopublicaba: se vendió más o menos igual, yo tuve que currarme la promoción como si fuera un libro autopublicado y, como había tropecientos intermediarios en el proceso (que si el editor, que si la distribuidora, que si la librería...), al final me llevé mucho menos dinero por un texto al que tuve que dedicar muchísimo más esfuerzo.
Dado que yo escribo para disfrutar, pero publico para sacarme un dinerillo extra, decidí, con Enemigos o algo más, continuar mi camino como hasta ahora: autopublicando e invirtiendo mis ahorros en una buena corrección y en hacer una edición preciosa, con la que todo el beneficio (una vez recuperados los costes) sea para mí. Eso no significa que rechace volver a trabajar con editoriales, pero me tendrían que hacer una oferta muy suculenta.

¿Qué ventajas y qué inconvenientes le ves a la autopublicación?
Las ventajas son, básicamente, la libertad, que tienes el control de todo el proceso y que todo lo que ganes es para ti: nadie se lucra a costa de tu creatividad.
Las desventajas son que, si quieres hacerlo bien y no tomar el pelo a tus lectores, tienes que invertir mucho dinero y te arriesgas a no recuperarlo si no se vende bien (si trabajas con editorial, esa inversión la hace el editor). Además, distribuir el libro y llegar a ciertos grupos de lectores (como los que solo compran en librería tradicional o los que siguen pensando que los autopublicados son solo gente que no encuentra una editorial, cuando eso no es ni de lejos cierto) es muy, pero que muy complicado.
Aparte, se supone que las editoriales te ayudan a vender y, si autopublicas, no tienes ese apoyo. Aunque ya digo que esto ya cada vez pasa menos porque las editoriales últimamente pasan de mover un dedo para vender y se limitan a distribuir el libro en librerías, organizar alguna presentación y poco más, por lo que el autor acaba por hacer ese trabajo de todas formas.

Y, por el contrario, ¿qué ventajas y qué inconvenientes le ves a la publicación con una editorial tradicional?
La ventaja es que te despreocupas del proceso de publicación: tienes a alguien que se asegura de que el libro salga bien corregido, bien maquetado, con una portada bonita y con una distribución adecuada. Esas cosas son un auténtico cometiempo. También, y léase la respuesta anterior, se supone que se preocupan por vender el libro y se molestan en buscar formas de hacerlo. Y tienes la posibilidad de llegar a más gente.
Las desventajas son que, aunque el autor es el origen de todo y sin su creatividad no existe este mercado, al final es el que menos dinero se lleva en todo el proceso de publicación. Además, tu libro deja de ser completamente tuyo durante los años que hayas firmado (y, si las cosas van mal con el editor, cuesta recuperar los derechos).
También, muchas cosas escapan de tu control y no todo tiene por qué estar a tu gusto. Por ejemplo, a mí me pasó que alguien escaneó y pirateó Amigos o algo más. Le dije a mi editor que, como de todas formas estaba ya en internet, lo subiera de una vez en edición digital a Amazon, pero tuve que esperar casi un año hasta que se decidió a hacerlo. Moraleja: todo el que quería leerlo en versión digital buscaba la edición pirata, pero por más que le insistí era algo que tenía que subir él y yo no podía hacer nada más que desesperarme.

Al menos cuatro de tus novelas son románticas. Tú, que sabes más de la materia, dinos: ¿por qué crees que los lectores se inclinan tanto por obras que siguen la estela de novelas como Cincuenta sombras de Grey?
Lo primero, decir que siempre ha habido lectores que se inclinan por ese tipo de obras, pero Cincuenta sombras de Grey ha logrado que esos lectores ya no se oculten por leer esas cosas. Ayuda también que las portadas hayan evolucionado tanto y ya no den tanta vergüenza ajena.
Pero el porqué de que les guste es que, en el fondo, todos deseamos vivir una historia de amor y ser la mujer que “salva” al protagonista. Todas las historias en la línea de Grey acaban en la parte del final feliz, con él redimido, y los problemas de pareja de después ni se mencionan, así que, aunque llegar a ese punto fuera complicado para los protagonistas (porque, si no, no tiene gracia), al final de la historia el lector se siente satisfecho porque todo es perfecto. Además, el protagonista masculino suele ser el prototipo de hombre con el que resulta fácil tener fantasías (atractivo, con dinero o un buen trabajo...), mientras que ella suele ser una mujer con la que resulta fácil identificarse pero con fuerza suficiente para acabar con la oscuridad de él.
Además, si te fijas, todas las historias románticas que triunfan masivamente tienen algo más que romance en su argumento (en general, la mayor parte de los libros románticos se nutren de otros géneros: sea histórico, sea suspense, sea erotismo, acción, fantasía...). Por ejemplo, Cincuenta sombras, con todos sus defectos, es una historia de amor, sí, pero también tiene elementos que despiertan la curiosidad, drama, erotismo y, cuando empieza a perder fuelle, una trama de thriller que mantiene el “enganche” del lector.
Por último, anotar que también hay que tener en cuenta que, aunque la calidad literaria de estos libros es cuestionable en muchos casos, cuantas más lecturas lleve a sus espaldas un lector más exige a lo que lee. Al final, estos libros sirven de enganche para que los que acaban de descubrir el género busquen otras novelas similares y, afortunadamente, hay muchas novelas románticas con una calidad extraordinaria que van subiendo poco a poco el listón del lector, lo cual es algo que hay que agradecer ^^.


Sé que tus novelas románticas, aunque no las he leído, se diferencian bastante de las obras mencionadas en la pregunta anterior. ¿Qué intentas transmitir en ellas?
Cuando las escribo por primera vez no intento transmitir nada, simplemente tecleo lo que me sale, en plan brújula y sin saber qué pasará a continuación.  Es cuando los reescribo cuando empiezo a encontrar y potenciar elementos que me resultan interesantes para transmitir ciertas ideas e invitar al lector a reflexionar.
Por ejemplo, Eladil, aunque sea de fantasía, es una historia sobre bullying y da que pensar sobre las consecuencias de tratar mal a una persona, por mucho que parezca que hay motivos para ello.
El mundo en que está ambientado Incursores de la noche da mucho que reflexionar sobre la contaminación y el afán del hombre por acaparar recursos sin pensar en las consecuencias, sobre los peligros de no cuestionarse el sistema... También transmite valores como el compañerismo y el trabajo en equipo, la lealtad...
En Amigos o algo más, además de la inseguridad, se tratan temas como la ética laboral, la independencia o el valor de descubrir cosas nuevas y en Enemigos o algo más se habla de la responsabilidad, de la familia, de segundas oportunidades y de cómo los prejuicios y una actitud poco abierta pueden llevarte a juzgar mal a una persona.

¿Cuál de tus libros es tu favorito y cuál de ellos te costó más escribir?
Eso es como decirle a una madre que elija cuál de sus hijos es su favorito, no vale XD. No sé, digamos que es Atrapada en otra dimensión, porque fue el que lo empezó todo y los demás no existirían si no fuera por él. Pero vamos, todos son mis favoritos en algún aspecto y a todos les quiero por igual.
En cuanto a cuál me costó más, diría que Eladil. No solo porque todas las ilustraciones del interior las hice yo y eso conlleva mucho esfuerzo, sino porque es un dramón de cuidado y tanto la situación planteada como los personajes son tan complejos que me llevó mucho trabajo conducirlos en la dirección correcta.

¿Por cuál de tus libros debería comenzar alguien que quisiera adentrarse en tu obra?
Cuando me hacen preguntas en este sentido, siempre pregunto qué tipo de lector es “alguien”. Si quiere leer un libro divertido y algo loco, debería empezar por Atrapada en otra dimensión. Si quiere leer algo romántico y divertido, por Amigos o algo más. Si quiere acción, Incursores de la noche es la elección correcta. Si quiere algo de drama pero con final feliz, las mejores opciones son Eladil (corto y juvenil) o Enemigos o algo más. Si quiere leer relatos cortos, puede elegir entre 126 trocitos (microrrelatos de todos los géneros imaginables) y 48 trozos de fantasía y ciencia ficción. Y por último tenemos ¿Dónde está mi tiempo?, que es no-ficción y ayuda a organizarse para que los días cundan más ^^.
Adjunto un esquema bastante aclaratorio.



¿Cómo ves tu carrera en el futuro?
Pues un poco como ahora (aunque espero que con más lectores y seguidores: si no crecen es que no me recomiendan, así que mal andamos): escribiendo por afición, publicando cuando puedo y lo creo oportuno, compartiendo mis relatos con quien quiera leerlos y embarcándome en todos los proyectos que me llamen la atención.

¿Qué nuevos proyectos tienes en marcha?
Ahora mismo estoy acabando la historia de Sombra, el elfo nigromante que aparecía en Incursores de la noche. Los lectores llevan años reclamando la historia, pero es muy compleja y requiere tiempo.
También quiero hacer otra antología de relatos, de género romántico. Y desde hace años me estoy documentando para una novela sobre el Antiguo Egipto, pero soy tan tiquismiquis que hasta que no sea una experta en la materia no me pondré a escribir. También tengo que reescribir la historia de David, el amigo de Charles y Leo, y unas cuantas novelas más que tengo en el cajón en “reposo”, debo acabar una novela compuesta sobre un personaje cuyos relatos empecé a publicar hace tiempo en escribolee (Terral)... Vamos, que tengo trabajo para unos cuantos años.

¿Te gustaría añadir algo antes de terminar esta entrevista?
Solo mi agradecimiento por hacérmela :)

Muchas gracias a ti, Déborah, por tu tiempo, tus palabras y tus fotos personales. Si alguien merece el éxito, por su energía y su esfuerzo, esa eres tú, así que espero que pronto te conozcan muchísimos más lectores y tu carrera suba como la espuma.
Y a vosotros, amigos lectores, muchas gracias por estar al otro lado de la pantalla un día más. Y ahora, ¡a leer!

Cristina Monteoliva


Reseña: DOS MINUTOS, de Jorge Moreno.

Título: Dos minutos
Autor: Jorge Moreno
Publica: Arcopress
Páginas: 140
Precio: 14 €

La estabilidad es una ilusión. En cualquier momento puede suceder algo que nos haga salir de la situación cómoda en la que vivíamos para meternos de lleno en el infierno. Pero del infierno también se sale. Más pronto si el destino decide poner ante tus ojos una nueva oportunidad para ser feliz. Y si no, que se lo digan a David, el protagonista de la comedia romántica Dos minutos escrita por Jorge Moreno. Si queréis saber un poco más sobre este libro, no tenéis más que seguir leyendo este artículo.
A punto de cumplir los treinta y nueve años, David se encuentra de vuelta en casa de sus padres. La relación de muchos años con Sonia se terminó cuando esta se enamoró de un chico de gimnasio, y ahora se ve pasando una pensión a Andrea, la hija que su ex aportó a la relación, y pensando cómo vivir el resto de sus días. Tras una alocada noche de Halloween, David se topará con Laura, una adolescente muy avispada. Este encuentro cambiará definitivamente su vida y, tal vez, su forma de ver el mundo hasta el momento. Pero, ¿estará David preparado para esta nueva aventura?
David, el narrador y protagonista de esta historia, es un hombre lleno de inseguridades, con un trabajo anodino, una ex casi siempre furiosa y una hija adolescente. Su vida ha cambiado mucho desde que Sonia le dejara, pero aún cambia más cuando Laura, una estudiante de Derecho que ha de trabajar en varios sitios para mantener a su hermano y a ella misma, se cruza en su camino. La chica no solo le hará vivir un sinfín de situaciones disparatadas, sino que también hará que vuelva a conocer la ilusión. La diferencia de edad entre ambos, sin embargo, parece un gran obstáculo. ¿Conseguirán salvarlo y seguir adelante?
Dos minutos es una novela corta pero abundante en escenas disparatadas, muy propias de lo que podríamos denominar la comedia de situación al más puro estilo español, cuyo tema principal es las relaciones amorosas entre personas con edades muy distintas. Otros temas que toca de lleno son la vuelta a casa de los padres de los hijos treintañeros y la relación entre padres e hijos adolescentes que comienzan a tener relaciones sentimentales.
Dos minutos, en definitiva, es una novela romántica y divertida muy actual con la que aprender que la vida te puede cambiar radicalmente en un instante y que a veces la madurez no es cuestión de edad, sino de experiencia. Abalada por el éxito cosechado en Amazon, estoy segura de que en su nueva edición en Arcopress también llegará a muchos lectores. Si te gusta la comedia romántica, no lo pienses más: dale una oportunidad a David y vive con él la más loca de las aventuras. ¿Te atreves?

Cristina Monteoliva


Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger (solo necesitas una cuenta gmail para ello) de este sitio o dale a Me gusta en

                      https://www.facebook.com/laorilladelasletras


sábado, 16 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE, ¡SAL DE ESTE CUERPO!



Ah, ¡qué malo es confiarse! Creer que las cosas irán rodadas justo porque por unos días has podido disfrutar de un poco de calma. Como si no supiéramos ya que cuando menos te lo esperas… ¿Que de qué estoy hablando? Está bien, empezaré por el principio.

Resulta que el mes empezó más o menos tranquilo. Después de un mes de junio en el que las editoriales me bombardearon con sus jugosas novedades para el otoño, llegaron los primeros días de septiembre, la consabida rentrée literaria, y no es que pasara nada en especial. No quiero decir que no me estén llegando informaciones sobre novedades literarias al correo electrónico desde finales de agosto. Lo que digo es que hasta hace una semana no eran tantas y, muchas de ellas, eran del tipo “no las puedo atender porque no tengo colaboradores interesados en estos temas”. Así que me pongo a corregir mi novela por fin y, de pronto, empiezan a llegarme distracciones tentadoras en forma de libros para reseñar. Luego me pongo mala de una cosa. Luego, de otra. Así que aquí estoy, de nuevo con un montón de tareas por realizar pero a medio gas porque todavía no me he curado del todo. ¡Ah, la fatalidad!

No quiero prologarme mucho con este post de “vuelta al cole de los libros”, así que lo que os tengo que decir lo resumiré en los siguientes puntos:

AUTORES: si queréis que os entrevistemos, solo tenéis que decirlo. Os recuerdo también que si queréis proponernos que reseñemos vuestros libros (esto también va para los EDITORES), solo tenéis que escribir a crismonteoliva@hotmail.com,y en función del tiempo que dispongamos en el momento en el que contactéis con nosotros, y de si vuestra obra se adecúa o no a nuestros gustos, ya os diremos. SEGUIMOS SIN RESEÑAR EBOOKS.

COLABORACIONES: ¿hay alguien en la sala interesado en reseñar libros o escribir artículos literarios para La Orilla de las Letras? No os voy a mentir: en estos momentos en los que tengo que ser más escritora y menos reseñista que nunca, la ayuda no vendría mal.

COMENTARIOS: Por favor, cualquier cosa que queráis comentar sobre el blog, HACEDLO EN EL BLOG. MI MURO de Facebook NO ES EL LUGAR PARA DEJAR VUESTROS COMENTARIOS.

SECCIÓN “ESCRITORES QUE ESCRIBEN A MANO”. En el pasado, esta sección tuvo cierto éxito. Prueba de ello es que el artículo que le dedicamos a Fco Javier Illán Vivas siga, después de mucho tiempo, siempre entre los más vistos. Así que, ¿por qué no seguir con ella? Si escribes a mano, y quieres participar, SOLO TIENES QUE PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS y te dedicaremos un espacio. 

Y creo que eso es todo, por ahora. Perdonad el desorden y la redacción pero, como os digo, al final el septiembre literario, tanto el de los libros ajenos como el de mi propia novela en fase de corrección, me ha devorado, y no puedo parar ni un minuto más. ¡Qué miedo me da pensar en cómo voy a acabar este mes, amigos!


martes, 12 de septiembre de 2017

Reseña: CUANDO LA VIDA TE DA UN MARTILLO, de Kate Tempest.

Título: Cuando la vida te da un martillo
Autora: Kate Tempest
Traducción: Daniel Ramos Sánchez
Editorial: Sexto Piso
Páginas: 360
Precio: 23,90 €

Nuestra ciudad, nuestro tiempo y las personas que nos rodean marcan irremediablemente nuestra vida. Nuestros padres nos transmiten sin querer el espíritu de su propia época, que es el de sus propias vidas y, con lo que nos dejan, escribimos las nuestras. De esta forma, el devenir de la historia es el devenir de muchas pequeñas historias. Pero, en realidad, lo más importante de éstas no son los acontecimientos, sino las sensaciones que producen a sus protagonistas.
Eso es justamente lo que hace Kate Tempest en Cuando la vida te da un martillo: retratar, a través de la vida de los personajes de su novela, el espíritu del Londres de nuestro tiempo y describir de una forma extremadamente visual y lírica las sensaciones que experimentan. 
Becky es una bailarina que cuando va llegando a su treintena se da cuenta de lo difícil que tiene trabajar.  Después de haberse preparado mucho para llegar a ser bailarina, ha tenido que aceptar trabajos mal pagados y, para complementar, trabaja de masajista. En definitiva, se da cuenta de lo alejada que está del que fue su sueño.  Harry, con sus veintiséis años, es otra muchacha que desde muy joven comenzó a trapichear con drogas junto a León, prácticamente su hermano, y cuyo sueño es ganar suficiente dinero para tener su propio pub-restaurante.
Pero no pensemos que Becky y Harry son las únicas protagonistas de Cuando la vida te da un martillo. Alrededor de ellas Kate Tempest teje todo un universo de personas cuyas vidas se influyen las unas a las otras, vidas que se entrelazan sin que, muchas veces, sepan realmente que lo están. Así, Becky tiene una ambivalente relación con Pete, al que conoce en el bar donde trabajaba por estar leyendo un libro del padre de Becky, un antiguo activista político condenado al ostracismo, al que no ve desde pequeña y que le produce sentimientos encontrados. La historia del padre de Becky, por ejemplo, es perfecta para poner en relieve el cambio de época, desde aquella en la que Londres se manifestaba en contra de convertirse en centro del liberalismo, hacia una sociedad que ha olvidado los idealismos de la lucha social para aceptar la idea de que la única lucha posible es sobrevivir al mundo y a la época que les ha tocado vivir.  De esta forma, los personajes buscan conseguir sus sueños, por encima de cualquier otro valor, topándose una y otra vez con una realidad que les suele ser hostil.
Me sería complicado en esta reseña hablar de todos los personajes de esta novela. Una ciudad no es, ni más ni menos, que un grupo de vidas entrelazadas.  El gran trabajo de Kate Tempest consiste, precisamente, en haberlo hecho de manera que las historias fluyan y se relacionen unas con otras sin recurrir a artificios extraños y hacer que detrás de todos los personajes surja una trama de la que vas tomando conciencia a medida que te adentras en su novela.
Es importante señalar que Kate Tempest ganó el Premio Ted Hughes a la innovación en la Poesía y posee una intensa carrera como compositora y cantante hip-hop. Ciertamente esto se hace muy visible en su novela en el uso que hace del lenguaje, buscando siempre la comparación perfecta y la metáfora oportuna, además de hacer multitud de referencias musicales para ambientar y contextualizar las vidas que nos cuenta.
Sergio M. Planas


Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger (solo necesitas una cuenta gmail para ello) de este sitio o dale a Me gusta en

                      https://www.facebook.com/laorilladelasletras


domingo, 10 de septiembre de 2017

Reseña: MALDAD, de Tammy Cohen.

Título: Maldad
Autora: Tammy Cohen
Traducción: Ana Isabel Domínguez y Mª del Mar Rodríguez Barrena
Publica: Ediciones B
Páginas: 400
Precio: 17,50 €

Llega septiembre. Los niños vuelven al cole y muchos de los adultos que han disfrutado de vacaciones en agosto, a la oficina. Retomar la rutina es duro, ya lo sé. Un poco menos si tienes buenos compañeros y un jefe comprensivo. Pero, ¿y si de pronto despidieran a tu jefe de departamento y el nuevo fuera una persona horrible? Sin duda, ya nada volvería a ser igual en el trabajo, ¿verdad? Aunque seguro que las cosas no llegarían a los extremos que alcanzan en Maldad, la novela de Tammy Cohen de la que hoy os vengo a hablar.
Gill ha sido siempre una gran jefa para sus empleados. Sin embargo, Mark Hamilton, el dueño de la empresa, cree que su departamento no está cumpliendo con los objetivos marcados. Con el fin de hacer que el trabajo mejore, Gill es despedida fulminantemente. En su lugar llegará Rachel, una jefa eficiente y despiadada que no dudará en poner a todos los empleados en contra los unos de los otros con tal de mejorar los resultados. Las cosas van poniéndose cada vez más tensas en la oficina. Todos tienen secretos y motivos para odiar a la nueva jefa, también para detestar a los otros compañeros. ¿Qué hará que finalmente ocurra la tragedia? ¿Habría podido evitarse?
La gente pasa mucho tiempo fuera de casa, en el trabajo. El centro comercial, el colegio, el restaurante o la oficina se acaban convirtiendo en tu segundo hogar. Un hogar en el que convives con compañeros que te caen más o menos bien, y a los que acabas conociendo a la perfección. Las situaciones que se crean en el rato de descanso, en las reuniones estratégicas, etc, pueden dar para mucho, ¿y por qué no para un thriller?, debió de pensar Tammy Cohen cuando decidió escribir esta novela coral en la que nada es lo que parece.
Maldad comienza con el despido de Gill, una jefa que había propiciado el buen ambiente de trabajo entre sus empleados: Paula, la asistente de más de cincuenta años que ha de convivir con sus hijos adultos y su ex marido; Sarah, la treintañera incapaz de llegar a tiempo al trabajo por tener que atender a sus dos hijos pequeños; Amira, la mujer incapaz de pagar sus facturas a fin de mes; Charlie, el adicto a la aplicación de citas para gays; y Chloe, la más joven del equipo, enamorada del ambicioso Ewan. La nueva jefa, Rachel, no es tan buena como Gill. De hecho, es todo lo contrario. Pronto intentará manipular a los miembros de su equipo y todas las debilidades de los mismos quedarán al descubierto. Se crearán nuevas alianzas y se destruirán viejas amistades. La tensión irá in crescendo para todos, hasta el punto de hacerles odiar ir a trabajar. La cuestión es: ¿hasta qué punto se puede tensar la cuerda hasta que esta se rompa tal y como lo acaba haciendo?
La tragedia es inevitable. Es algo que sabemos nada más comenzar el libro, en cuanto vemos que al narrador en tercera persona que nos expone el punto de vista de todos y cada uno de los trabajadores de la oficina londinense, en la que tiene lugar buena parte de la trama, le sigue muy de cerca la voz en primera persona de una psiquiatra veterana que nos cuenta, desde Estados Unidos, la curiosa historia de un caso que conoció de primera mano cuando era mucho más joven. En el mismo había niños implicados, traumatizados por algo horrible. Y no os diré más: el resto tendréis que conocerlo con la lectura de esta novela.
Maldad, en definitiva, es un emocionante thriller cargado de pistas falsas y certeras en el que la psicología de todos y cada uno de los numerosos personajes nos hará comprender el final de una historia que se desarrolla en una oficina como otra cualquiera. Es en la oficina, precisamente, donde reside el mayor atractivo de esta historia coral, en toda esa cotidianeidad con la que es fácil empatizar, esos empleados tan imperfectos y esa presión que a todos nos resulta tan familiar. Menos mal que las cosas no suelen acabar como en esta historia, pienso tras su lectura. Pero vosotros no dejéis de leer este libro. ¡Hacedlo ya! Pues si os gusta el buen thriller y no lo hacéis, entonces sí estaréis cometiendo una auténtica maldad.
Cristina Monteoliva


Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger (solo necesitas una cuenta gmail para ello) de este sitio o dale a Me gusta en

                      https://www.facebook.com/laorilladelasletras


martes, 5 de septiembre de 2017

Reseña: CONNERLAND, de Laura Fernández.

Título: Connerland
Autora: Laura Fernández
Publica: Literatura Random House
Páginas: 458
Precio: 20,90 € / 9,99 € (Epub)

¿Cuál es la clave del éxito literario? ¿Por qué algunos autores no lo alcanzan, ni siquiera después de haber publicado más de cien historias? Pero, ¿y si el éxito llegara demasiado tarde, justo cuando su autor no lo puede saborear? ¿Qué pensaría su fantasma, de vuelta al mundo de los vivos? Las respuestas a estas y a un montón casi infinito de preguntas disparatadas las encontrarás en Connerland, la novela de Laura Fernández de la que hoy os vengo a hablar.
Voss Van Conner ha escrito ciento diecisiete novelas antes de morir electrocutado por su querido secador de pelo. Sin embargo, no será hasta después de su muerte cuando su obra conozca el verdadero éxito. Todo esto lo descubrirá este escritor de ciencia ficción después de pasar por una sala de espera enigmática y volver como fantasma a su ciudad, Bromma. Siempre pegado a su nueva representante en el mundo de los vivos, Miranda Sherikov, la azafata que busca el amor en un programa de citas de la propia compañía aérea para la que trabaja, visitará a las personas que significaron algo para él (su mujer, su mejor amiga, etc) con el fin de descubrir qué le quedó pendiente en el mundo antes de emprender el viaje al otro lado.
Existe un universo paralelo al nuestro donde Dios se llama Denver, los ángeles son tipos barbudos que se disfrazan de mujer, las ciudades se llaman Bromma o Winona, los diseñadores de videojuegos poco exitosos se suicidan para que los únicos niños que jugaban con sus creaciones se conviertan en empresarios de éxito, las azafatas de vuelo se prestan a citarse con hombres gracias a un programa creado por la compañía aérea para la que trabajan y las ancianitas no dejan de recitar frases de novelas que leen convulsivamente. En este lugar tan peculiar tienen lugar las distintas subtramas que se generan a raíz de la muerte de un escritor de poca monta, un inventor de historias de ciencia ficción muy preocupado por su pelo que ha de volver al mundo de los vivos para solucionar temas pendientes. Pero eso no es todo: su muerte genera problemas entre sus familiares, amigos, editores e incluso personas que no le conocían cuando estaba vivo.
Voss Van Conner, el tipo alrededor del que gira la trama principal esta novela coral, es un escritor de ciencia ficción que ha escrito mucho y se le ha reconocido poco. Hasta el día de su muerte. Ese día, nuestro autor estaba secándose su adorado pelo cuando se electrocutó. Seguidamente, acabó en una sala de espera que confundiría con una nave espacial porque, al fin y al cabo, él siempre había querido ser secuestrado por los alienígenas. Mientras tanto, como decía, en el mundo de los vivos de pronto su obra adquiría relevancia, para sorpresa de su agente, su editora y, por supuesto, su mujer, Lana, que estaba a punto de dejarle antes de que el fatídico accidente que la dejara viuda se lo impidiera.
Voss Van Conner representa a todos esos escritores que persiguen el éxito sin lograrlo porque sus historias no consiguen llegar al público. En su caso, Van Conner escribe historias de ciencia ficción en las que los edificios se ponen a correr tras unos domingueros intergalácticos en una preciosa playa o los dinosaurios son oficinistas aburridos. Estos escritores, como nos descubre la novela, a menudo tienen club de fans de tres miembros que rivalizan con otros club de fans de tres miembros, amigos escritores que no dejan de decirles los fantásticos que son y otros, rivales, que los adoran en secreto, y, por supuesto, vendedores de juguetes que un día descubren que pueden convertirse en sus sucesores en el mundo de las letras. ¿Tenía algún tipo de talento en realidad Van Conner? ¿Era él consciente de ello? ¿Acaso importa, cuando la fama llama a tu puerta, incluso si ya estás muerto?
Connerland, en definitiva, es una novela de ciencia ficción postmoderna muy weird, pues sus múltiples tramas secundarias que confluyen en una única central, produce un divertido extrañamiento en el lector, además de una obra que invita a pensar en el éxito, el talento y las cosas que pudimos hacer y nunca hicimos. Desenfadada e inteligente, esta es una lectura ideal para todos aquellos que buscamos calidad literaria, una narración diferente (tanto desde el punto de vista de la forma como de la historia a leer) y grandes dosis de cómico frikismo. Ahora bien, ¿te atreverás tú también a adentrarte en este parque de atracciones literario?
Cristina Monteoliva



Si quieres estar al tanto de las actualizaciones de La Orilla de las Letras, hazte seguidor de Blogger (solo necesitas una cuenta gmail para ello) de este sitio o dale a Me gusta en

                      https://www.facebook.com/laorilladelasletras


jueves, 31 de agosto de 2017

Hablemos DEL PROCESO DE CORRECCIÓN.

Hace unos días, tras más de treinta mil palabras escritas, di por terminado el borrador de mi última novela. En la última página, por si sentía la tentación de no darlo aún por bueno y volver hacia atrás para seguir ampliando algunas partes, escribí la palabra FIN. ¿Quiere esto decir que voy a mandarlo a editoriales así, sin más? Por supuesto que no. Este es solo el manuscrito inicial, el primer armazón de la historia. Ahora toca revisar, pulir y reescribir hasta que quede más o menos contenta con mi trabajo.
Me sorprendo un poco cada vez que alguien dice que la fase de las correcciones le aburre. Es verdad que es la parte más dura, pero también, para mí, la más gratificante: aquella en la que ese montón de ideas y emociones que has plasmado en tu historia se conectan por fin para convertirse en lo que tú querías cuando escribías el primer borrador de forma apasionada, pero también bastante impulsiva y, a veces, desorganizada. (La creatividad puede ser un torrente incontrolable). Ha llegado el momento de demostrar lo que sabes sobre el oficio, de demostrar que vales (o no) para esto. Y sí, es cierto: te va a costar bastante tiempo llegar hasta el verdadero FIN, quebraderos de cabeza y puede que hasta horas de insomnio: pero merecerá la pena.
Ahora bien: ¿en qué consiste exactamente el proceso de corrección? Aunque supongo que todos los autores miraremos con lupa ciertos aspectos (las faltas de ortografía, la concordancia gramatical, que nuestros personajes queden bien definidos, que quede clara la postura del narrador, etc), lo cierto es que no sé qué método concreto siguen los otros autores. Probablemente el resto de escritores sean mucho más organizados que yo, que soy un desastre. Seguro que ellos son más eficientes y aprovechan mejor el tiempo. Sea como sea, os voy a contar lo que yo suelo hacer, por si a alguien le sirve de alguna utilidad. Los pasos a seguir serían los siguientes:
1.- Realizar una lectura global de la obra. La lectura de la obra en conjunto sirve para ver si las distintas partes y capítulos se coordinan de forma correcta, encontrar las grandes incoherencias, definir las partes que tienes que ampliar y aquellas que quieres eliminar, etc. No es necesario imprimir la obra para esta primera lectura, pero sí tomar notas de absolutamente todo lo que se te ocurra mientras la llevas a cabo. Esto, sin duda, te facilitará las cosas más adelante porque, ¡no puede quedar ni un cabo suelto!
2.-Dividir la obra en secciones para proceder a la corrección. Normalmente me ocupo de fragmentos de diez o quince páginas durante todo el tiempo que haga falta. Cuando creo que por fin ha quedado bien, paso al siguiente fragmento. Como digo, el tiempo que empleo en revisar cada sección es variable. Y es que algunas secciones quedan bastante bien ya en el primer borrador, pero otras necesitan una reescritura exhaustiva. Lo importante en esta fase es intentar no agobiarte demasiado con esas partes que te dan más problemas.
3.- Realizar una nueva lectura global, preferiblemente en papel. También sería preferible dejar reposar la obra un tiempo, para ver si se te ha escapado algo y si al volver a ella es exactamente lo que querías. Pero, lo admito: yo casi nunca tengo paciencia para ello. Una vez que empiezo a corregir, tengo que acabar en un plazo de tiempo que yo me imponga (uno o dos meses, en este caso).
4.-Dar la obra a leer a uno o varios lectores cero (que no nulos). Aunque creamos tenerlo todo controlado, siempre hay algo que se nos escapa. Para detectar esos fallos, lo mejor es que alguien más lea tu obra, preferiblemente alguien que tenga alguna mínima noción de corrección literaria, y te diga, con sinceridad, qué puedes mejorar de tu obra. Si lo único que encuentra en ella son un puñado de erratas y algún fallito fácilmente corregible, ¡perfecto! Si no, tendrás que tomar buena nota de lo que te diga e intentar corregir todo aquello que creas conveniente.
Confieso que estoy contenta. Tras la primera lectura de este nuevo manuscrito, he quedado medianamente satisfecha, cosa que no siempre sucede. Sé que el trabajo será duro, pero al menos no parto de un estado de ánimo bajo, como en otras ocasiones. Creo que la obra final tendrá muchas más de esas treinta mil palabras iniciales. Pero, bueno, ya se verá. Ahora toca ponerse a corregir. Así que os dejo, amigos, ¡que tengo mucho trabajo por delante!


martes, 29 de agosto de 2017

Entrevista: TERESA HERNÁNDEZ.

Queridos amigos lectores,

Una semana más, volvemos a la carga con una nueva entrevista que os dé a conocer a un autor. En esta ocasión la entrevistada es Teresa Hernández.
Aunque Teresa Hernández comenzó a escribir muy pronto, no fue hasta terminar su doctorado en químicas y aprobar una oposición cuando se decidió a dar a conocer al mundo sus historias. Hasta la fecha, ha ganado el I Concurso Internacional de Microrrelatos Latin Heritage y quedado finalista en el I Concurso Mundial de Microrrelatos de la Internacional Microcuentista. En el mercado tiene cinco novelas publicadas, aunque ha escrito más. Hablamos con ella de Crónicas de un adosado, una de ellas, pero también de otros temas relacionados con el mundo de la escritura. Si queréis saber cuáles, no tenéis más que seguir leyendo:

¿En qué momento de tu vida decidiste dedicar buena parte de tu tiempo  a la escritura?
En el momento en que tuve un poco de tiempo libre. Siempre lo había deseado, pero los estudios, el trabajo y la familia no me daban un respiro.

¿Qué autores te han inspirado como autora?
En comedia admiro mucho a Eduardo Mendoza. Me encanta su humor. En otros géneros, como drama o aventuras, tengo muchos referentes. Por destacar algunos daría los nombres de Paul Auster, José Luis Sampedro o Haruki Murakami.

Por cierto, ¿cuál ha sido tu última lectura?
Leo mucha literatura de autores indies porque creo que es importante apoyar a compañeros que, aunque no publiquen bajo ningún sello editorial, son escritores magníficos. Lo último que he leído ha sido La muerte callada de Antonio Rodriguez del Castillo.

Además de escritora, eres profesora en un instituto, un trabajo que, como muchos sabemos, es bastante absorbente. La lista de premios a los que te has presentado, tanto de relato como de novela, y en los que has obtenido algún tipo de reconocimiento, y de novelas publicadas, sin embargo, es amplia. ¿Cómo consigues tiempo para escribir tanto?
Jajaja. No soy profesora de instituto, lo es la protagonista de mi novela Crónica de un adosado, pero constantemente me confunden con ella. Esto suele ocurrir mucho cuando se trata de textos contados en primera persona. Pero no, yo trabajo en investigación, en el campo energético. Y en cuanto al tiempo, bueno, muchos de esos trabajos que mencionas tienen bastantes años, aunque los haya sacado del cajón recientemente. Llevo escribiendo relatos e historias cortas desde la adolescencia y tengo mucho guardados.




Hablemos de una de tus novelas: Crónicas de un adosado. ¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?
Tenía la necesidad de escribir algo divertido y se me ocurrió tejer una historia basada en la parte más amable de todos nosotros. A todo el mundo le han pasado cosas graciosas y fui recopilando ideas a partir de mis vivencias y de las de la gente que me rodea. Un día un amigo nos invitó al chalé adosado que se acababa de comprar y vi clarísimo que era el escenario ideal para una historia tronchante.

El libro promete estar plagado de anécdotas divertidas reales. Dinos la verdad: ¿has inventado alguna?
Creo que no, son todas reales. Están exageradas, claro, para que resulten más graciosas.

En Crónicas de un adosado aparece una tal Teresa Hernández, profesora, para más señas.  Y un poco enterada de la vida de los demás. ¿Eres tan cotilla como tu clon ficticio?
¡Juas!, para nada. Es gracioso crear personajes con nombres reales. Lo hago continuamente. En todas mis novelas aparecen los nombres de personas que me rodean en el día a día, amigos, compañeros de trabajo, etc y los convierto en policías, asesinos o directores de una ONG. Esa Teresa no soy yo, solo un personaje más.

Gloria, la protagonista, ¿crees que se parece en algo a ti?
Sí, claro. Todos los personajes que crea un escritor tienen algo suyo. En este caso es el sentido escéptico de la vida.

¿Adosado o ciudad?
Soy urbanita total. Nada de adosados.
  


¿Te animarías a escribir un segundo libro protagonizado por Gloria?
No. Es una historia acabada. Sin embargo, existen otras crónicas. Yo distingo ente novelas “serias”, que tienen títulos normales y las comedias a las que llamo “crónicas”. En breve se publicará otra de mis crónicas titulada “crónica ministerial virada en turquesa”, que fue finalista en un certamen literario, también muy divertida.

¿Qué esperas que encuentren los lectores en Crónicas de un adosado?
Lo que me gustaría es que pasaran un rato de evasión, que soltaran alguna risa que les hiciera olvidar sus dolores de cabeza cotidianos y que quedaran con ganas de leer la siguiente.

¿Te gustaría que se hiciera una película o una serie de televisión de Crónicas de un adosado?
Me encantaría. Me hecho es una historia perfecta para llevar a cabo un proyecto audiovisual dentro de lo que es el sitcom.

¿Qué nuevos proyectos literarios tienes en marcha?
He terminado una novela de aventuras algo surrealista, que sí tiene continuidad y ando pensando en el argumento de la segunda parte.

¿Te gustaría añadir algo antes de acabar esta entrevista?
Sí, diría a los lectores que dieran una oportunidad a los escritores menos conocidos, que no solo lean los títulos que se repiten hasta la saciedad en todas las librerías porque las grandes editoriales tienen una capacidad de promoción importante, no porque sean buenos. Las pequeñas editoriales y los escritores independientes tienen mucho que ofrecer. Y que visiten mi página. http://bhavnika.wixsite.com/thernandez. En ella se describe mi obra y hay un poco de todo, humor, drama, aventuras, histórica... Seguro que hay algún título que les llama la atención.

Muchas gracias, Teresa, por tu tiempo, tus respuestas y tus fotos personales. Y siento la confusión. Estaba totalmente convencida de haber leído en alguna parte que te dedicabas a la enseñanza. Espero que tengas mucha suerte con tu carrera literaria.
Y a vosotros, amigos lectores, gracias una vez más por estar ahí, al otro lado de la pantalla.



Cristina Monteoliva